¿Qué piensas de dar dinero a organizaciones benéficas?

Dar a una organización benéfica toma un círculo completo en la medida en que madure. La mayoría se les enseña cuando, cuando los niños comparten nuestros juguetes con los otros niños, a ser amables y pensar en los demás. Como un niño muy pequeño, de dos o tres años, tomamos esas sugerencias en serio. Darle al perro vistiéndolo para salir a cenar es cuando nos damos cuenta de que lo que cuenta es el pensamiento.

A medida que envejecemos, en nuestra adolescencia, nos estamos enfocando en las ciencias sociales, donde la importancia del estilo de cabello supera con creces la importancia de arrojar dinero a una causa. No todas las personas experimentan tales alturas de inmadurez y el mundo agradece que tengamos a esas personas especiales.

Completar el círculo significa que terminamos toda nuestra educación, conseguimos un puesto profesional, obtuvimos muchas cosas profesionalmente, criamos a uno o dos hijos, tuvimos un 15 aniversario, establecimos amistades a largo plazo y anhelamos esa buena sensación que experimentamos cuando le dio al perro arándanos, lo cual fue pura alegría. Nunca asociamos un piso de cocina patético 4 horas después, pero nos gustó ser un donante.

Dar dinero a una organización benéfica es algo bueno y cómo lo haces depende de ti. Es un orgullo personal, alimento para el alma, posiblemente una experiencia religiosa, prueba de que uno es digno de una vida exitosa y merece la buena vida y eso se valida a través de dar y mejorar la vida de los demás. Hemos enseñado a nuestros hijos a compartir con otros niños y a ser amables y que ser amable era una característica de personalidad positiva, encantadora y reflejada como un hecho bien hecho por la comunidad y la iglesia. Ese buen sentimiento cuando aprendimos a compartir volvió a nosotros.

Una última nota; al convertirnos en pilares de nuestras comunidades, al conocer la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto, a nuestros padres no se les enseñó necesariamente sobre la desventaja de dar; no jugar a Dios y juzgar con dureza. También cuando se violan los límites cuando los receptores pueden aprovechar un buen corazón. En el mundo de hoy, hay problemas en las donaciones que realmente ponen en peligro el futuro de nuestros hijos y nietos. Personalmente, he agregado algunas cosas con respecto a dar; Tengo derecho a dar a quien quiera, cuando quiera, dónde quiera y por qué quiera. Nunca debería tener un sentimiento de culpa por ser puesto en mí o en mi familia. La corrección política es un vehículo que se usa incorrectamente y es mi elección personal si garantizo usarlo de manera positiva. Respeto a los que me respetan. Y eso significa mi religión. Me mantengo firme en mis creencias y por qué comprometer esas creencias en lugar de otra fe está más allá de la comprensión. Me encanta dar Por primera vez en mi vida, he sido testigo de una gran cantidad de narraciones que me dan una sensación espeluznante sobre cómo esperan que les dé. Y tuve que aprender a decir NO. Me gustaría decirle a las personas que intentan influir en las personas aprovechándose de ellas: la culpa es tuya.

Paz, amor y entendimiento

Las donaciones caritativas son una de las mejores formas de tener un impacto positivo en el mundo. Hay millones de personas que necesitan nuestra ayuda y las organizaciones de caridad nos permiten hacerlo proporcionando la estructura. Es difícil para nosotros administrar todas las donaciones directamente, por lo tanto, las organizaciones benéficas nos ayudan dando una avenida. De nuestra parte, solo nos aseguramos de que las organizaciones benéficas estén haciendo lo que se propusieron y nos brindan comentarios regulares sobre cómo se están desplegando los fondos.

Es un hermoso acto de generosidad y refleja la pureza escondida en el alma. Estamos recaudando fondos y no tiene idea de cuánto esperamos, incluso si se trata de un solo dólar.

estamos recaudando dinero para nuestro hogar roto por aquí
Ayudanos por favor !!

Es apreciado. Si le preocupa que la organización benéfica no use el dinero para su misión específica específica, busque una diferente que le guste más.

Yo creo que es genial. Sin embargo, a medida que crecí y fui más consciente de que algunas organizaciones benéficas tienen gastos generales tan disparatados que una gran parte de su contribución se destina a las personas que necesitan la donación, he mejorado en la investigación de organizaciones benéficas y hacia dónde van las donaciones. Creo que es algo muy importante a tener en cuenta.

Dependiendo de la calidad de la organización benéfica, dar dinero a organizaciones benéficas es una mejor manera de ayudar a las personas que muchos folletos gubernamentales.

Es su dinero, usted decide a qué organización benéfica le gustaría donar.